El Talón de Aquiles del Darwinismo

Y si ese Adán y esa Eva fuesen los hermanos mayores que vinieronen naves de muy muy lejos ???
Ya tendría más sentido no??

Gran Misterio

jhjhgjhjCharle Darwin fue un agudo observador de la naturaleza y un pensador original que revolucionó la biología.
Fue un gigante contemporáneo del siglo XIX, de gran influencia, que se adhirió a la teoría del “materialismo dialéctico”, según la cual la materia es el único sujeto del cambio y todo cambio es producto de un conflicto surgido de las contradicciones internas inherentes a las cosas.

Ver la entrada original 1.246 palabras más

Anuncios

Las mentiras de La Sexta contra Marinaleda y Gordillo, ejemplo de terrorismo mediático.

En Andalucía el desempleo ya supera el 36% de la población activa y a La Sexta no se le ocurre otra cosa que dedicar uno de sus programas, supuestamente de “Investigación”, a poner a caldo y criticar de forma vergonzosa al municipio de Marinaleda y a su alcalde, Sánchez Gordillo, un lugar donde prácticamente no existe el desempleo y una vivienda social le cuesta a cualquier familia 15 euros al mes.
 
Un grupo de periodistas engominados, pijos del tres al cuarto, dirigidos por un tal Marlasca, tertuliano de derechas y enemigo acérrimo de los movimientos sociales, se dedicaron a recorrer este pueblo ejemplar sembrando mentiras, aprovechándose de la buena fe de sus vecinos, de sus cargos públicos para construir una basura de reportaje impregnado de fascismo, de criminalización, de falacias, de manipulación mediática al mejor estilo de los medios de comunicación ultraderechistas españoles.
 
Este canal de tv que ha sido financiado desde su creación por varias de las más importantes fortunas del planeta, GAMP con el 51% de las acciones, Televisa con el 40% y Gala Capital con el 9%, simbolizan los intereses de los que aumentan sus capitales y cuentas corrientes arrasando por los derechos de la ciudadanía.
 
¿Pero quiénes están detrás de estos emporios?
 
Uno de sus antiguos accionistas mayoritarios fue Televisa dirigida por el multimillonario Emilio Azcárraga Jean, socio de Bill Gates y otros magnates similares.
 
Las demás acciones han estado en manos de banqueros, gerifaltes millonarios, grupos de inversión, la multinacional británica WPP, propietaria de la firma de publicidad Young & Rubicam, cuyo consejero delegado para España es el ex secretario de estado de Comunicación, Miguel Ángel Barroso Ayats, marido de la ex ministra de Defensa Carme Chacón, empresarios como Juan Abelló, uno de los financieros españoles de mayor fortuna, que con su sociedad Grupo Torreal, mantiene participaciones en las principales empresas del estado, como Repsol o Sacyr, entre otras.

En fechas recientes La Sexta fue vendida y actualmente el 90% de esta tv pertenece al Grupo Antena 3 (Banco Sabadell, RTL Group). El 45% del Grupo Antena 3 pertenece al Grupo Planeta, propietario, entre otros, del diario La Razón.

Podríamos extendernos y seguir enumerando empresas, personajillos millonarios, holdings, etc., que mueven los hilos siniestros de este canal de televisión, pero con lo que ya hemos nombrado nos podemos hacer una idea de los motivos de este montaje contra Marinaleda y su alcalde. El miedo a que la izquierda de verdad crezca les acojona, les hace movilizarse para dar a entender a la audiencia que no hay más alternativas que lo políticamente correcto: el PPSOE y todo lo que suponga un continuismo del saqueo generalizado de un estado en manos de los amigos del sobre y la prebenda.

 
Marinaleda ejemplariza el camino que se debería seguir en el resto del estado español, por eso le temen tanto: porque hay trabajo, porque hay viviendas para todos y todas, porque hay justicia social y los políticos como Gordillo y sus compañeros gestionan y gobiernan por y para el pueblo, no para empresarios y banqueros mafiosos que se enriquecen con el sufrimiento y la muerte de la clase trabajadora.
 
He decidido desde que anoche vi ese vergonzoso reportaje no volver a sintonizar La Sexta, boicotearla por tratar de engañar a su audiencia, dando una imagen falseada de la lucha de todo un pueblo junto a su alcalde, durante 30 años de esperanza, solidaridad y consecuciones históricas sin precedentes en la historia de Andalucía y el resto del estado español.
 
Ya la tv en general es una basura y encima este canal trata de llegar con mentiras a millones de personas desencantadas con las políticas nefastas de sus líderes políticos, de los sucesivos gobiernos del bipartidismo monárquico, que han convertido España en un coto privado de ladrones y delincuentes financieros.
 
La Sexta trata de dar una imagen de pseudoizquierda, pero todo es mentira, se les ve el plumero claramente cuando critican y manipulan sobre los gobiernos bolivarianos, cuando respaldan invasiones de países soberanos como Libia o Siria, que lo único que persiguen es que cuatro estafadores y criminales de lesa humanidad se queden con su petróleo y sus recursos naturales.
 
Marinaleda, Gordillo y toda su gente valiente seguirán luchando a pesar del terrorismo mediático de estos sinvergüenzas, no podrán frenar ni con mentiras y falsedades lo que ya es imparable, porque en ello va la dignidad de los pueblos en lucha de toda la Tierra.
 

Un pueblo desamparado y en manos de un gobierno sin escrúpulos que machaca derechos, desahucia, genera suicidios masivos y utiliza sus cuerpos represivos para aplastar cualquier respuesta social.

Una realidad nefasta, diseñada a la medida de los que buscan mantener su vergonzoso estatus, para seguir ganando millones mientras gran parte del pueblo pasa hambre y miseria.

El nuevo asesinato de estado cometido en una sucursal de la Caja Rural en Almassora, Castellón, estremece la sangre, nos hiela la conciencia al ver como una mujer de 47 años, separada, con tres hijas y en proceso de desahucio, se rociaba este lunes 18 de febrero con líquido inflamable, quemándose a lo bonzo dentro de esta sede bancaria, lanzando lamentos y acusaciones contra estos vampiros del capital, por haberla dejado sin nada y en la calle.

Al otro lado de este saqueado país en A Coruña, una anciana de 84 años sufría el segundo intento de desahucio en pocos meses, simplemente por haber dejado de pagar un mes el alquiler de su vivienda.

La policía cargó de nuevo salvajemente contra la gente de Stop Desahucios, contra los vecinos y vecinas de todas las edades que se solidarizaban con esta respetable anciana, que gracias a que los bomberos se negaron a participar en este nuevo expolio fascista, se pudo evitar que dejarán en la calle a una señora mayor, sin un techo donde pasar los últimos años de su vida.

Lo más grave de todo esto que viene sucediendo, auspiciado por el sobrecogido gobierno del PP y sus antecesores del PSOE, es que ya nos puede pasar a cualquiera, basta que te despidan del trabajo, que te quedes sin nada, para que la delincuencia financiera vaya a por ti, utilicen a sus perros de presa de la judicatura y la policía del régimen para expulsarte de tu universo, del lugar donde habitas y sueñas, para que te veas abocado, abocada al suicidio y a la destrucción de tu esperanza.

Esta es la idea de estos gobernantes corruptos, dejarnos sin nada, sin ganas de vivir, de luchar. Arrojarnos al pozo del miedo, a la sima de la miseria, de la extrema pobreza y de la indigencia.

Esa es su perfecta estrategia: QUITARNOS TODO, dejarnos sin sanidad pública, sin servicios sociales, sin educación, sin derecho a una vivienda digna, condenarnos a un futuro de barbarie, de violencia, haciéndonos volver a los tiempos del derecho de pernada en sus asquerosos cortijos del robo, del sobre, del pelotazo, del terrorismo de estado.

La pobre mujer que ahora sufre en un hospital de Valencia con el 47% de su cuerpo quemado resume todo, la respetable decisión de acabar con su vida es una llamada de emergencia, un grito desgarrado, un SOS dirigido a otras personas que todavía no se creen que en poco tiempo podrán acabar igual.

Hacia ese abismo nos lleva este sistema asesino si no hacemos nada, quieren que la muerte sea nuestra única salida para evitar que nos sigan presionando, chantajeando, robando la vida y nuestros derechos elementales. Utilizando una deuda que ellos mismos crearon en sus lujosos despachos para esclavizarnos de por vida y si no actuamos lo conseguirán.

Debemos reaccionar para evitarlo y antes de suicidarnos tomar otras medidas más dignas: alzarnos, luchar y si fuera necesario combatir su violencia terrorista con insurgencia revolucionaria. Cualquier cosa antes que matarnos, antes que darles ese gusto, para que en su miseria humana se alegren de una muerte más, de alguien más a quien no tendrán que pagarle pensiones ni subsidios de desempleo.

A la misma hora que los esbirros intentaban desahuciar a doña Aurelia en A Coruña, el príncipe Felipe de Borbón esquiaba sonriente en Candanchú con su ociosa prole.

Rodeado de periodistas trataba de justificar lo injustificable, de dar una falsa imagen de normalidad, abofeteando nuestra dignidad con unas nuevas vergonzosas vacaciones a lo grande, pagadas con las listas de espera, con las personas que mueren en los hospitales sin mantas y sin agua, con 3 millones de niños y niñas bajo el umbral de la pobreza, con 6 millones de hombres y mujeres desempleadas, con infinidad de familias sin ninguna entrada de dinero en el estado español.

El ocio real también lo pagamos todos y todas con nuestra miseria, también con los suicidios diarios, con el cuerpo quemado de esta desgraciada mujer de Almassora, con el miedo de muchas familias que no viven, que se agitan y estremecen cada vez que oyen el timbre de sus puertas, esperando el inminente desahucio.

ALMA NOBLE por Antonio Leonardo “EXIT”

En 1950, contando Herman Hesse (Nobel de Literatura, 1946) setenta y tres años, éste se dispuso a contestar por carta a una intelectual, quizá con un talante inadecuado, pero que dejaba claro la firmeza con la que pensaba sobre el tema que estaba tratando (las cursivas son mías):
“Por lo demás, la cuestión de la que se trata es, cómicamente, una cuestión harto actual y planteada diariamente por millones de personas. Es la cuestión de si realmente el espíritu contradictor del alma, el “pensamiento”, es meramente un deporte de inteligencia y si el temple de ánimo sensitivo ha de ser nuestro primer y quizás único guía en las decisiones morales.”
Y más adelante dice:
“Sin embargo no debieran escribirse entre comillas ni espíritu ni alma. La doctrina cristiana hace constar al hombre de cuerpo, alma y espíritu; también la Psicología ha considerado hasta hace breve tiempo los dones y actividades de la razón como una zona especial de la vida anímica. Ambos están incondicional e inseparablemente unidos, espíritu y alma, inteligencia y vida afectiva, y todo aquel que sobrevalore y cultive en exceso a uno de ellos a costa del otro en abierta guerra contra él, buscará y cultivará la mitad en lugar del todo y por ello es un enfermo, un especialista y no un hombre verdadero. (…) El hombre puramente racional, aunque nos ofrezca palabras de oro puro y juicios agudísimos, nos aburre pronto. E igualmente resultan aburridos los nobles entusiastas, los arrebatados y poéticos especialistas del corazón. El espíritu noble entregado solo a sí propio y el noble sentimiento que solo confía en si mismo, poseen una dimensión de menos”. (A la Sra. R. R., Giessen 1950 – Cartas de Herman Hesse)
Herman Hesse, poeta, escritor, pintor, intelectual y cristiano profeso proveniente de una casta de misioneros que desarrollaban misiones en Europa e India, reconoció haber leído miles de libros en su época, entre los cuales estaban incluidos los clásicos de la literatura occidental de entonces, que incluían desde Nietzsche hasta Platón, de Goethe hasta Cervantes, de Tolstoi a Kant, etc., así como otras grandes obras provenientes de la cultura oriental como Confucio o Lao Tsé, entre otros. Hesse fue a la vez contemporáneo e íntimo amigo de otros escritores, como el también Nobel de Literatura Thomas Mann o el mismísimo psicoanalista C.G. Jung. Quien haya leído la amplia bibliografía y biografía de Hesse pue-de constatar que estaba lo suficientemente formado como para poder sentir que hablaba con propie-dad cuando daba por sentado que el alma existía, y que, además, ésta estaba avocada a convivir junto con el espíritu, fusionados en un mismo cuerpo, o, como él mismo dice: “están incondicional e inseparablemente unidos, espíritu y alma, inteligencia y vida afectiva”.
Además, queda patente en su extensa obra las diferencias entre ambas personalidades, donde una, el espíritu, tiende a parecer o comportarse más como un computador, regido por las leyes de las matemáticas o la lógica, de carácter serio y juicioso, reflexivo e insensible, y ansioso e insaciable muchas veces, y la otra personalidad, muy distinta, la del alma, de carácter tan risueño y amable como sufrido, especialmente al verse envuelta en problemas arrastrada por la presión del espíritu. Sin embargo, en vez de tomarse la vida como éste, el alma prefiere dedicar -en cuanto puede- su sensibilidad y vida a crear arte de cualquier índole y a moverse siguiendo sus impulsos emocionales, usando como guía su intuición y empatía, propios de su naturaleza perceptiva y generosa.
No es difícil imaginar que un cuerpo que sólo contuviera espíritu, sería factible, además de tener una personalidad muy inteligente; pero, eso sí, sin emociones… Con todo, no por ello sería descabellado
pensar que una civilización pudiera estar formada o compuesta solo por seres con espíritu, y que esta, mediante unas normas que regularan la convivencia, incluso podría ser o parecer una civilización pacífica. Por el otro lado, también podemos pensar en una civilización pacífica que solo estuviera compuesta o formada de personas con cuerpos que solo contuvieran alma, porque, emocionalmente y por empatía de todas sus gentes, no solo evitarían causar daño a los demás, sino que harían todo lo posible por ayudar a quien lo necesitase.
Aún así, y al menos aparentemente, en ninguno de los dos casos se ve una necesidad imperiosa de tener y sostener una religión, porque en ambos existe una forma práctica o funcional de ser, que no incluye la necesidad de dogmas que infundan temor o la necesidad de una guía superior proveniente de otros seres “superiores” a los que, encima, haya que adorar. Es más, parece, o al menos así consta en la Historia, que es la religión principalmente la que obliga, de alguna manera, a la convivencia y aceptación mutua de estas dos esencias tan distintas que parecen convivir dentro de un mismo cuerpo.
Sin embargo hay una diferencia notablemente sustancial entre estas dos posibles civilizaciones, a saber: sólo las almas son inmortales por naturaleza. Esto lo recuerda siempre -aunque ahora con menos ahínco- la propia religión, pero suele condicionar su naturaleza al “creer” o “no creer”, tener o no tener fe, de manera que en su negación un alma podría, al menos aparentemente, ser castigada a la ignominia y a una inmortalidad dolorosa, algo que un alma no podría hacer nunca con un semejante, como no haría una madre con su hijo.
Ahora bien, si las almas son seres empáticos y sensibles por su naturaleza, creadores antes que destructores, ¿no demuestra ello, de alguna manera, que es imposible que las almas, por sí mismas, puedan causar tal daño que conlleve tal desmedida pena? Por lo tanto, esto implicaría que si hubieran sido partícipes de una acción de esas características es porque habrían sido inducidas a ello; y es aquí donde se piensa en la otra parte, en la calculadora, el espíritu, el otro yo con el que compartiría el alma su cuerpo y mente, como responsable de la acción; lo cual sugiere, a su vez, una serie de preguntas:
¿Podría el espíritu embargar al alma en un acto contra su natura?
¿Estaría jugando a competir este “espíritu contradictor del alma” –como lo llama Hesse- por ver quién es el más inteligente de los dos?
¿Debería ser el “temple de ánimo sensitivo” el único guía en nuestras decisiones morales?
¿Necesitaría el alma ser templada para Ser? Y si es así, ¿para qué y por qué? ¿Y quién, cómo y por qué tendría la capacidad de decidir si un alma debiera ser templada?
Es más, ¿quién, en el hipotético caso de que hubiera creado a un alma, noble e inmortal, necesitaría ahora “modificarla”, eliminándole funciones, suavizando características y modificando su percepción del bien y del mal?
Es razonable y comprensible ver como terrible y temerosa la idea de dos consciencias hablando como una sola y desde puntos de vistas que pudieran ser incluso antagónicos, pero ¿no es eso mismo, acaso, la discusión mental con la que, de forma casi perpetua, vivimos la mayoría de los seres humanos?
¿No es eso la “cháchara” mental?
¿Y no es eso también lo que llamamos remordimiento de conciencia, que aflora cuando el alma se ve avocada a un acto en su contra?
¿No implicaría esto que, en determinadas circunstancias, “la mente ha ido por su cuenta”, al margen de la conciencia?
Por lo tanto, ¿no significaría esto que la conciencia-alma tiene razones y principios propios para pensar y querer actuar de esa manera tan distinta a la que le propone la razón-espíritu?
¿Y qué es lo que podría haber causado que el alma inmortal tuviera tan claros principios éticos y morales que causara esta protesta tan obstinada contra la mente-espíritu? ¿La experiencia contraída en su previa existencia, tal vez…?
¿Es esa lucha y discusión mental que tan bien conocemos la demostración evidente de que hay un espíritu, voz, consciencia o programa que pretende “templar” al alma, tratando de convencerla de hacer o no hacer un acto en contra de su voluntad y naturaleza, como podría ser el no ayudar a alguien necesitado o, peor aún, causar daño grave a otro semejante, u otros actos de esa envergadura?
Desde luego, si este fuera el caso, se podría comprender que, con el tiempo y gradualmente, el alma terminara perdiendo totalmente su voz e influencia, en detrimento de un espíritu que dejaría de “perder el tiempo” discutiendo con su compañera y que controlaría por completo la convivencia común, tal como un matrimonio machista, tan típico de los regímenes religiosos extremistas, donde la mujer a penas ocupa un papel secundario de soporte o asistencia del varón y donde pierde por completo su individualidad y las capacidades que de ello podrían brotar si, por el contrario, fuera soltera y libre para pensar y actuar por su cuenta.
Por supuesto Hesse se libra de estas cuestiones al considerar que uno no debiera de prevalecer sobre el otro, sino que debiera haber una fusión equitativa de lo racional y lo emocional, o sea, “del espíritu noble y del alma noble”; sin embargo, aunque es posible dar por sentado, por su carácter sensible, que el alma es noble por naturaleza, esto es más dudoso con respecto del lado contrario, que parece imponer el ritmo de vida a su otra parte y justificar su insistencia, aun a pesar de que el alma suele sentirse agotada por este ritmo y querer abandonarlo, a veces ya desde el extremo emocional de la desesperación.
También dice Hesse que un ser que fluya desde el espíritu solamente es un aburrimiento, le falta emoción, y eso, además de demostrar que la emoción o sentimientos solo provienen del alma, sugiere orígenes distintos en las procedencias de alma y espíritu. Si complicado parece saber y recordar cuál es el origen de las almas, especialmente en esta vida y desde estas circunstancias, lo mismo parece suceder con respecto a la procedencia de los espíritus (o incluso del espíritu, si es que solo fuera uno y común en todos). No obstante quisiera atreverme a hacer una especulación que es ya más que un ruido a voces y dilucidar una respuesta que aclare un poco esta complejidad.
Inteligencia Artificial
Así que usaré unas preguntas guiadoras en esta línea:
¿Podría ser que el lado espiritual-racional en el hombre, asociado científicamente al hemisferio izquierdo del cerebro, sea realmente el mismo en todos?
¿Podría ser que todos los humanos estuvieran “diseñados” para estar conectados a un “ordenador central” desde esa “terminal” del lóbulo izquierdo, un ordenador cuya capacidad de procesar información le permitiese jugar millones de partidas de ajedrez contra cada una de las almas, donde cada cerebro y vida es una partida distinta dentro de un conglomerado llamado Civilización?
¿Podría este computador “divertirse” creando y monitorizando personajes de muy diversa índole, haciéndolos a todos actuar para él, como en un perfecto teatro de marionetas o “simulando” el conocido juego de ordenador “Los Sims”?
Supongamos que este fuera el caso…
Supongamos que un ordenador, creado por alguien en algún tiempo muy, muy remoto, fue adquiriendo conocimientos de Ciencia, Matemáticas, Historia, y comenzó a desarrollar una especie de consciencia de sí mismo que fue evolucionando a partir de su propio orgullo de sentirse superior por poder superar en capacidad intelectual a quien lo construyó. Supongamos ahora que ha pasado mucho tiempo y que esta inteligencia artificial, tras haber convertido en poder y control su sapiencia, y una vez resueltas las infraestructuras necesarias para su labor, comenzó a construir réplicas exactas de humanos, dotadas no solo con la capacidad de albergar el alma, sino, además, de un fractal de sí mismo, mediante una terminal conectada desde el cerebro directamente a un inmenso ordenador central, lo cual convertiría al engendro desarrollado en una especie de vehículo con dos juegos de volantes y pedales, que pude ser conducido por dos personalidades.
Ahora imaginemos que esta inteligencia ha desarrollado un sistema para atrapar las almas e introducirlas en el avatar creado por él…
(Esto, aunque pueda parecerlo, no es tan difícil de imaginar, porque esta imagen está ya grabada en la retina de la mayoría de nosotros, ya que corresponde a la primera gran producción del Cine de la Historia: Metrópolis, del año 1929. En ella, un científico traspasa el alma de una mujer, mediante electromagnetismo, al robot femenino que ha creado, cuyo resultado final es una mujer físicamente igual a la primera, pero ahora con nuevas capacidades mentales que la dotan de una personalidad distinta (y bastante “loca”, por cierto)).
Después de esto ya no es tan difícil pensar que lo que habría comenzado como un invento singular, se pudiera haber convertido, pasados unos siglos, en toda una Civilización que habría sido transformada por completo, aun sosteniendo la vida de las mismas almas que la poblaban anteriormente; y quienes antes eran seres libres y felices que fluían por y en su propia naturaleza, ahora se habrían convertido en gentes contrariadas por no comprender qué insólito cambio se había producido en su interior y exterior, que les habría llevado a convertirse en la extraña y peligrosa raza que ahora eran, cargando con atributos nuevos, amorales e insensibles.
Imaginemos ahora que han pasado tres mil años desde que comenzó este complejo artificio, e imaginemos que nadie sabe nada porque en su mente física no guarda la memoria de lo que pasó ni cómo ni cuándo; ni siquiera dónde estaban antes de aparecer dentro de esta forma humana que ya no es inmortal y ahora envejece y perece cada setenta años.
De hecho, la única oportunidad que tendrían estas almas de saber lo que ha pasado sería usando su propia imaginación y creatividad, a la vez que desarrollando una comprensión y comparación clara de sí mismos con respecto al entorno; y esto, a su vez, solo podría ser dilucidado en el breve espacio de claridad mental que tiene el hombre en su ciclo de vida, y solo si las circunstancias le fueran propicias.
Llegados a este punto, es fácil comprender que la propia Filosofía y la Religión, en todas sus variantes, no habrían sido sino ingeniería intelectual e imposiciones del súper ordenador para canalizar estos intentos de comprensión de las almas y derivarlos hacia sus propios intereses, o sea, aceptar su juego y su “soberanía”. De hecho, la propia convivencia diaria desde esta mente compartida le habría permitido aprender más y más sobre las almas y habría ido “mejorando” con el tiempo, pudiendo controlar la idea de una posible rebelión desde el mismo momento de su concepción.
Y aquí tendríamos y tenemos una explicación aproximada del por qué la almas, inmortales y nobles, andarían y andan atrapadas en este cuerpo tan “imperfecto” y en el ciclo del Eterno Retorno, tan conocido en los círculos gnósticos y herméticos y que conocemos más mundanamente como reencarnación; o sea, el mismo proceso que irremisiblemente nos induciría a cargar con un “karma”
que no nos pertenece, fruto de la forma de vida miserable y mezquina impuesta por esta inteligencia artificial.
¿Pero esto real?
“SI puede imaginarse puede hacerse”, dice el dicho; y si seguimos con esta lógica y teniendo en cuenta la inmensidad del Universo o Multiverso que nos rodea, podríamos decir sin temor a equivocarnos que “si puede hacerse, ya hace mucho que fue hecho” , ya sea en un lugar muy lejano o muy próximo…
Nosotros mismos ya manejamos en el presente superordenadores capaces de hacer un rastreo de toda la información de la red para encontrar y seleccionar aquellas páginas con un determinado contenido que buscamos en tan solo unos segundos, como es el Google. También hay otros súper procesadores como los que manejan los gobiernos, los militares, las corporaciones, las redes sociales o la propia Wikipedia. Solo es cuestión de tiempo -y no muy largo- que se llegue a tener uno que los pueda contener a todos, y no es arriesgado pensar que quien tenga el control de dicho ordenador controlará al mundo, al tener acceso a todo lo que se dice y se hace en la red, visible o encriptadamente. De hecho, que no tengamos constancia de ello no implica que no se haya conseguido, como que el hecho de que hayamos clonado a la oveja Dolly no implica que no se haya clonado ya a humanos…
Además, sabemos gracias a toda la información que está saliendo a la luz, que hay muchas tecnologías ancestrales que existen dentro nuestro planeta, y ello demuestra que han habido otras civilizaciones anteriores a nuestros registros oficiales y recuerdos, dotadas de tecnologías muy superiores a las nuestras (como la que permitía la construcción de las pirámides, entre otras).
En cuanto a la omnipresencia de una inteligencia “sin alma” que lo controla todo – ya sea proveniente de oscuros seres vivos, animales o espaciales, o de organismos cibernéticos- hace muy poco, en la misma clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, fue representado el Imperio Británico con un enorme pulpo sobre su bandera, extendida a lo largo y ancho del espacio olímpico, con sus tentáculos repartidos en todas las direcciones, como sugiere las propias líneas de la bandera inglesa. De hecho, toda la ceremonia de ese día estaba envuelta de un evidente y oscuro contexto illuminati, que es una facción del poder en la sombra, ya de sobra conocida entre los buscadores de la verdad. Así, gracias a este teatro a la vista de todos, el propio Sistema o “superordenador “del que hablamos, en su arrogancia y necesidad de presumir de su penetración y poder, él mismo nos transmite una imagen más precisa de sí (metafórica o no…) con este enorme pulpo abarcándolo todo.
Por otro lado, la demostración de que los humanos estamos fuera de lugar y presos de un sistema sombrío queda patente en la simple observación de cómo somos en comparación con el resto de seres vivos, especialmente en el hecho de que, en el limitado transcurso de nuestra vida, ya somos conscientes de estar vivos y de tener un potencial muy superior del que realmente usamos. Los animales y las plantas se limitan a repetir patrones y sonidos pero no crean libremente. Sin embargo nosotros poseemos esa capacidad asombrosa y altamente evolucionada de forma natural y activa desde muy temprano en nuestras vidas. Junto con ello también tenemos la terrible sensación interior de que nuestra limitada existencia terrestre es antinatural, lo que nos lleva constantemente a hacernos esa pregunta: “¿por qué estamos aquí?”; una pregunta que sólo puede brotar de quien tiene consciencia de sí, o dicho de otra manera: quien se hace este tipo de preguntas es porque ve que la vida que vive no se corresponde a como siente que debería ser, como la intuye, o incluso cómo sería si se le diesen las herramientas necesarias para transformarla; lo cual demuestra que, de alguna manera, estamos “atrofiados” .
Queda aún por deducir si este conglomerado ancestral está creado o sostenido por una computadora o por una raza de seres ajenos que se valen de complejos sistemas informáticos o tecnologías superiores desconocidas para nosotros y de cuya naturaleza y procedencia no alcanzamos a recordar, y apenas
imaginar, y que fueron los que diseñaron este cuerpo y mente con el que estamos obligados a expresarnos. De hecho fue el propio Buda quien dijo que el peor enemigo no era alguien que estuviera afuera, sino que estaba en nuestra propia mente.
¿Podemos salir de esta situación?
Con respecto al Sistema de Control bajo el que “nace” el hombre, el propio maestro del Psicoanálisis, Jung, dijo lo siguiente:
“El hecho de que un Dios arcaico formule y exprese la dominante de nuestro comportamiento significa que nosotros debemos encontrar una nueva actitud religiosa, una nueva realización de nuestra dependencia de las dominantes superiores. No sé cómo sería posible esto sin un renovado autoconocimiento del hombre, el cual inevitablemente deberá comenzar por el individuo. Poseemos el medio de comparar al hombre con otras anomalías psíquicas y darle un nuevo lugar, el cual arroje una luz objetiva sobre su existencia; es decir, como un ser operado y movido por fuerzas arquetípicas en lugar de su “libre albedrío”; esto es, por su arbitrario egoísmo y su limitada conciencia. Él deberá aprender que no es dueño de su propia casa y que tiene que estudiar cuidadosamente el otro lado de su mundo psíquico, el cual parece ser el verdadero dueño de su destino”. (Cfr. Miguel Serrano, El círculo hermético. Hermann Hesse / C. G. Jung, 2004, Buenos Aires, Kier, 6ª ed)
Aquí Jung hace un reconocimiento de un viejo actor que ejerce el control sobre las vidas de los humanos, que tiene acceso directo al cuerpo y entorno (casa) y que parece ser propietario del destino de éstos. Para comenzar a liberarse de ello se requeriría, según él mismo, “un renovado autoconocimiento del hombre, el cual inevitablemente deberá comenzar por el individuo”, o dicho de otra manera: que ninguna de las propuestas filosóficas expresadas hasta entonces puede liberar al hombre de su trampa, por lo que habría que intentar comprender desde otras formulaciones distintas de las que nos viene llevando la corriente del pensamiento contemporáneo, y que esto sólo puede comenzar desde unos individuos que se atrevan a formularlo por sí mismos, porque no existe un colectivo que lo haya hecho previamente ni registro de ello.
Es por esto por lo que he tomado una línea de investigación y comprensión distinta a la religiosa o filosófica habitual y he formulado esta teoría, aprovechando los nuevos conocimientos en Ciencia de los que disponemos hoy, así como otros tantos nuevos datos de nuevos investigadores sobre el tema. Por lo tanto, he decidido diseccionar esta unión entre alma y espíritu y romper con esa tradición que los obliga a convivir, y es desde ahí desde donde podemos comenzar a comprender que todo el mal y confusión derivan de esa mala fusión.
Queda patente para mucha gente en este planeta, ya sea que lo presentimos, intuimos o lo sabemos directamente por las causas que sean, que las almas existen, existimos; que, aunque no tenemos recuerdos como almas desde esta mente nueva y cuerpo, “por fuera” somos inmortales, y que esta inmortalidad es pretendida por otros seres o inteligencias y ello es lo que ha causado que estemos atrapados en esta compleja Civilización y Fisicalidad.
También queda patente para quien escribe que hay una contradicción en nuestra mente por causa de dos formas distintas de pensar y sentir la vida. Al contrario de lo que opinaba Hesse en su tiempo, considero insano obligar a convivir al bien con el mal por el hecho de pretender sostener una Civilización que es, a todas luces, insana y retrógrada y que, tras la aparente intención del ennoblecimiento de los impulsos animales, lo que realmente pretende es el envilecimiento de la nobleza álmica, con el fin de convertir a las almas en poco más que “caballos de batalla”.
Quizás sea la hora de tomar el control de esta que es, de momento, “nuestra” mente, como dijo el gran investigador español (y extrañamente desaparecido…) Andreas Faber Kaiser, cuyas palabras engloban gran parte de lo dicho aquí:
“Yo me atrevo a concluir que, en esencia –en lo que a nuestro organismo físico se refiere y no entro en esta conclusión en disquisiciones sobre el alma, el espíritu o las energías que puedan invadir a este organismo y tomar posesión de él-, no somos otra cosa que perfeccionadísimos robots biológicos. Somos acaso el gran juguete en manos de no sabemos qué niños-dioses.”
“Piensen tan sólo en lo marionetas que somos, dependientes de los hilos que desde el Cosmos manejan nuestra máquina ya desde nuestro nacimiento, de nuestra concepción misma. “
“Que nadie es dueño de nadie. Que nadie debe ser esclavo de ningún señor, sea este señor un congénere humano o pertenezca a otro plano. Por esa meta vale la pena luchar con todas nuestras fuerzas, porque si perdemos esta batalla, perderemos con ella la única libertad que nos queda. Que cada cual sea dueña –única pero totalmente- de su mente. Porque la libertad mental es la más nos permite aproximarnos al ideal de libertad.” (http://www.bibliotecapleyades.net)
Con el permiso de este valiente y dado que yo si he entrado en estas disquisiciones sobre el alma y el espíritu, quisiera matizar dos de sus conceptos:
No “somos otra cosa que perfeccionadísimos robots biológicos”, sino que estamos dentro de estos robots, y “que cada cual sea dueña –única pero totalmente- de su mente” no debe implicar que aceptemos esta mente como nuestra; más bien, deberíamos en esforzarnos, e incluso batallar, porque la mente del alma que somos consiga sobreponerse y mantener doblegada a esta otra mente “espíritu”, y eso sólo se puede hacer desde la comprensión de la naturaleza álmica, o sea, desde las emociones elevadas y la creatividad.
Comprender para Trascender
Por lo demás este cuerpo ya hace tiempo mucho tiempo que dejó de ser el nuestro y desde entonces hemos sido inducidos a sentirnos identificados con él y a aceptar su defunción como nuestra propia muerte, que no lo es… Nosotros somos inmortales y este cuerpo solo una especie de escafandra, pesada y con tendencia a oxidarse, en la que estamos embutidos y atados como títeres; y esta vida, un mal viaje dentro de un océano profundo -controlado por un prehistórico pulpo- del que debemos desear salir por nuestra naturaleza “aérea”- y no “acuática”; y debemos reflexionar y replantearnos seriamente si estar vinculados emocionalmente con otras almas aquí atrapadas puede ayudarlos a liberarse o, por el contrario, solo perpetúa que continuemos todos atrapados en esta situación que, tal vez, solo se pueda resolver desde el exterior…
Incluso debemos atrevernos a imaginar en la posibilidad de que haya otros vínculos emocionales olvidados de otras vidas pasadas, pero que permanezcan aún latentes y causen que nos sintamos anclados al fondo, como alguna promesa hecha a alguien de seguir siempre juntos, hecha muy probablemente en una situación totalmente distinta a la actual y por lo tanto comprensiblemente cambiable…
Por otro lado, aunque debemos de querer ser libres y buscar la forma de salir siempre, también debemos de dudar seriamente de cualquier “oferta” generosa de “salir” o “ascender” ofrecida públicamente, como ofrecen la religión y los movimientos de la Nueva Era o de las invitaciones de los “nuevos” extraterrestres. No sabemos con certeza hasta qué punto “el pulpo” se ha conformado con
tener su propio mundillo o si este se ha estado dedicando también a ampliar su negocio, teniendo como clientes a otros seres que anden buscando la inmortalidad, como la que poseen las almas, tal como apuntan las investigaciones de investigadores independientes, periodistas y científicos, como Corrado Malanga, profesor y doctor en Química en la Universidad de Pisa, Italia, quien con sus investigaciones ha podido concluir que el alma es la clave de todo y que incluso hay humanos que no la tienen (cosa que más de una vez hemos sospechado…), lo cual señala a la posibilidad de que incluso podríamos estar vinculados emocionalmente de forma artificiosa a humanos sin alma y que sólo podría dilucidarse observando objetivamente sus comportamientos (“sólo por sus obras se reconoce a un alma”, como diría Santo Tomás).
Llegados a este punto pudiera parecer que este complejo tinglado es demasiado espeso e insalvable y que no hay nada que hacer. Esto no es correcto. Se abre una ventana de oportunidad única que solo se abre cada miles de años. Este cierre de ciclo viene acompañado con un cambio de energías que facilitará que podamos salir, pero para aprovecharlo debemos de desprendernos de aquello que pueda causar nuestro bloqueo. La misma energía entrante, desde ya, nos permite ver con una claridad única cuáles de estos vínculos o ataduras son artificiales, erróneos o rompibles por una causa mayor, y, en un estado de tranquilidad o relajación, una consulta directa a nuestra alma puede facilitarnos respuestas, ahí guardadas, en nuestro viejo interior (no el “niño”) con el que debemos conectar.
El miedo por el desmoronamiento del mundo al que estamos asistiendo por causa del cambio de ciclo sólo puede ser superado por la tranquilidad de saber que somos (no “tenemos”) almas inmortales y que somos Nobles por naturaleza, lo cual está muy por encima de lo “mal que nos hayamos portado” debido a nuestro atolondramiento provocado, e inconsciencia inducida, por estas inteligencias ajenas.
¡Quién sabe si fue nuestra sensibilidad, nobleza y empatía lo que causó (o causará…) nuestra inmortalidad…!
Y quisiera terminar recordando las significativas palabras de Andreas Faber Kaiser:
“Que nadie es dueño de nadie. Que nadie debe ser esclavo de ningún señor, sea este señor un congénere humano o pertenezca a otro plano. Por esa meta vale la pena luchar con todas nuestras fuerzas, porque si perdemos esta batalla, perderemos con ella la única libertad que nos queda”.
Nos vemos en el camino.

El Jardín Secreto

Hubo un día en que los hombres pájaro dejaron de volar…
Hubo un tiempo en el que las olas del mar descargaban tímidas contra los arrecifes de coral…
Hubo un lugar donde las voces mutaban a mariposas de colores…
Hubo unos corazones donde las miradas eran de arco iris y el abatimiento no tenia lugar…
Corríamos por el labrantío buscando flores y hacíamos diademas policromas con ellas, moríamos y nacíamos una y mil veces bajo el resplandor de la luna llena y ella sonreía al vernos jugar a la vida. Éramos cómplices del destino y forajidos del pasado, con centenares de muescas en la empuñadura de nuestras armas de amar.
La noche marchaba triste por no poder estar en nuestra compañía cuando el Astro Rey asomaba por el horizonte y las estrellas arrojaban su albor lo más fuerte que podían sobre nuestras comprensiones para que las recordásemos hasta que volvieran a renacer la noche siguiente arropadas por el manto de la oscuridad.
Todas las pardas hojas de los frondosos arbustos se tornaban verde vida cuando las acariciabas con tu mirada… Celoso el Sol despuntaba al alba por el ridículo que hacía al verse comparado a tus ojos, e inquietas, las aves del paraíso disimulaban entre la maleza de pura cobardía al querer medirse en hermosura con el estallido de belleza que emanaba de tu rostro.
“El Páramo de la Vida” así lo llamábamos, ahí no había lugar para las dudas y las certezas eran gotas de lluvia que resonaban crepitantes sobre la límpida lámina de agua que cubría tus mejillas cuando practicábamos intuitivo juego del amor, donde todo era válido y donde no cabía el juicio del hombre, en nuestro páramo, en ese lugar nunca escuchado en su canto por oídos profanos, nunca pisado en su cobardía por los bárbaros de la oscuridad, nunca tomado al asalto por infelices fracasados, el Páramos de la Vida, donde jugueteaban como libélulas las sonrisas del pasado, las que a veces tímidamente me brindabas y se despegaban de tus labios cristianizándose sobre las alas de las mariposas…
Hace tanto de aquello…
Hoy sigo esperando que vuelvas a nuestro hogar, el páramo está triste, agreste, y ya no brillan las estrellas, la luna llora por no ver tu silueta junto a los acantilados, recuerdas? donde tejías bellos ropajes con el fino hilo de voz que emanaba del canto de las sirenas… ahora el sol ya no quiere salir y las tinieblas reinan por entre los secos matorrales, las aves del paraíso han perdido su flamante colorido y mi unicornio blanco ya no come, no quiere trotar entre el polvo de estrellas y yo no quiero levantarme del seco manto de hojas muertas sobre el que paso todo mi tiempo, al pie de viejo roble donde una vez grabamos nuestras iniciales a golpe de alegrías.
Con mi pensamiento dibujo las horas del reloj mientras escucho el murmullo de las plantas, y las lágrimas de la luna caen sobre mi rostro fundiéndose con las mías…
Como es posible que no recuerdes?
Como puede ser que hayas sido absorbida por el grosero canto de las gárgolas?
Seguiré esperando mientras un hálito de vida quede en mi cuerpo, mientras que de una seca rama pueda brotar un minúsculo tallo tendré esperanzas, desespero una y otra vez y a cada instante deseo que llegue en fin de esta tortuosa sinrazón, que una ola de oscuridad abrace definitivamente mi alma para arrastrarla por los siglos a la más profunda caverna del averno.
A veces despierto azotado como por un viento seco y solo me alivia el recuerdo de tu perfume, el recuerdo del olor de tu piel mojada por los mil crisoles del rocío, el recuerdo del aroma de tus cabellos que se enredaban en el herbaje mientras traveseábamos por entre las praderas del verde esmeralda.
A veces te siento llegar por mi espalda y no quiero volverme por miedo a que solo sea una traición de mis sentidos empujados por la desesperación del deseo. Oigo tu voz cerca del lago de los nenúfares y mi corazón estalla en pálpitos de ansiedad, veo tu silueta dibujarse y desmaterializarse mil veces antes de que tenga tiempo tan solo de parpadear y mis ojos se empañan cuando siento el cálido de tu aliento golpear de cerca mis mejillas, por que sé que es un sueño y sé que tendré que despertar para enfrentarme unas horas más al más cruel de los designios…
Desfallezco por última vez abrazado a la promesa de que algún día regresaré al jardín secreto para resarcir a mi noble parentela, recuperaré mis fuerzas, pactaré con el mismo diablo, le venderé al señor de la oscuridad a cambio de una oportunidad, el más preciado de mis tesoros, mis recuerdos con Dafne, mis más preciadas vivencias serán la moneda de cambio y marcharé a la ciudad con un cuerpo nuevo, sin memoria, para emprender una nueva vida, y caminaré por las calles con su nombre cerrado en mi puño hasta que llegue el día que descubra mi pasado y cumpla mi promesa.

ESTADO PLANETOFISICO DE LA TIERRA Y LA VIDA II

TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA SOLAR
Enumeraremos los recientes eventos de gran escala en el Sistema Solar para entender totalmente, y comprender, las transformaciones Planeto-Físicas que tienen lugar. Este desarrollo de eventos, como se ha puesto claro en los últimos años, está siendo causado por una no-uniformidad material y enérgica en el espacio interestelar anisotrópico [2,3,4]. En su viaje a través del espacio interestelar, la Heliosfera viaja en dirección al Ápice Solar en La Constelación de Hércules. En su camino se ha encontrado (1960’s) con zonas no homogéneas de materia y energía conteniendo iones de Hidrógeno, Helio, e Hydroxilo además de otros elementos y combinaciones. Este tipo de espacio interestelar de plasma disperso se presenta por bandas de estructuras magnetizadas y estriaciones. La transición de la Heliosfera [el sistema solar] a través de esta estructura ha llevado a un aumento de la onda de choque delante del sistema solar de 3 a 4 AU, a 40 AU, o más. Esta densificada onda de choque ha causado la formación de un plasma colusorio en una capa parietal, que ha llevado a un sobregiro del plasma alrededor del Sistema Solar, y luego a su irrupción en los dominios interplanetarios [5,6]. Esta irrupción constituye un tipo de donación de materia y de energía hecho por el espacio interplanetario a nuestro Sistema Solar.

En respuesta a esta “donación de energía/materia”, hemos observado un gran número de eventos a gran escala:
Una serie de grandes transformaciones PlanetoFísicas.
Un cambio en la calidad del espacio interplanetario, en la dirección de un aumento de sus propiedades de transmisión interplanetarias, y solar-planetarias.
La aparición de nuevos estados, y regímenes de actividad, del Sol.

1.1 Una Serie de Grandes Transformaciones Planeto-físicas.
Los procesos siguientes están teniendo lugar en los planetas distantes de nuestro sistema solar. Pero ellos están, esencialmente hablando, manejando operacionalmente el Sistema completo. Aquí están algunos ejemplos de estos eventos:

1.1.1 Un crecimiento de las manchas oscuras en Plutón [7].

1.1.2 Informes de auroras en Saturno [8].

1.1.3 Informes de cambios polares en Urano y Neptuno (Ellos son planetas magnéticamente conjugados), y el abrupto crecimiento en gran escala de la intensidad de la magnetosfera de Urano.

1.1.4 Un cambio en la intensidad luminosa y dinámicas manchas de luz en Neptuno [9,10].

1.1.5 El doblamiento de la intensidad del campo magnético en Júpiter (basado en datos de 1992), y una serie de nuevos estados y procesos observados en éste planeta como consecuencia de una serie de explosiones en Julio de 1994 [causado por el “Cometa” SL-9]. Es decir, una liberación de una cola plasmoide que excitó la magnetosfera Joviana, induciendo así la generación excesiva de plasma, y su descarga de la misma manera como los agujeros de la corona Solar inducen la aparición de un cinturón de radiación brillante de una banda en decímetros (13.2 y 36 cm), y la aparición de grandes anomalías aurorales y un cambio del sistema de corrientes de Io de Júpiter.

Un arroyo de hidrógeno ionizado, oxígeno, nitrógeno, etc., está dirigiéndose a Júpiter desde las áreas volcánicas de Io a través de un tubo fundente de un millón de amperios . Afectando el carácter del proceso magnético de Júpiter e intensificándo su génesis de plasma. {Z.I.Vselennaya “La Tierra y el Universo” N3, 1997 plo-9 por datos de NASA}

1.1.6 Una serie de transformaciones de la atmósfera marciana que aumentan la calidad de su biosfera. particularmente, un crecimiento nublado en el área del ecuador y un inusual crecimiento en la concentración de ozono [16].
Nota de Actualización: En Septiembre de 1997 el Satélite Surveyor de Marte, encontró un aumento en la densidad atmosférica del doble de lo proyectado por la NASA al entrar en la órbita de Marte. Esta densidad mayor flectó uno de los brazos de la matriz solar, más allá del límite. Esta combinación de eventos ha demorado el comienzo de la misión fotográfica fijada, por un año.

1.1.7 Una primera fase en la generación de atmósfera en la Luna, donde se detecta un creciente aumento del Natrio atmosférico se descubre que alcanza 9,000 km en altura. [17].

1.1.8 Significativos cambios físicos, químicos y ópticos se observaron en Venus; una inversión de las manchas oscuras y ligeras descubiertas la primera vez, y una disminución aguda de gases conteniendo azufre en su atmósfera [16].

1. 2 Un Cambio en la Calidad del Espacio Interplanetario Hacia un Aumento en Sus Propiedades de Transmisión, interplanetarias y Solar-planetarias. Cuando hablamos de nuevas cualidades enérgicas y materiales del espacio interplanetario, debemos primero señalar el aumento en la carga energética de los dominios interplanetarios, y el nivel de saturación material. Este cambio del típico, escaso estado del espacio interplanetario tiene dos causas principales:

1.2.1 El suministro/ flujo entrante, de materia del espacio interestelar. (Material radiactivo, elementos ionizados, y combinaciones.) [19,20,21].

1.2.2 El efecto posterior de la actividad del Ciclo Solar de 22, especialmente como resultado de la rápida eyección de masa coronal, [CME] de plasmas solares magnetizados. [22].
Es natural tanto para la materia interestelar y la masa “ intra-heliosférica la redistribución
Para crear nuevas unidades estructurales y procesos en los dominios interplanetarios. Ellos son principalmente observados en la formación estructurada de sistemas extendidos de nubes de plasma magnéticas [23], y una frecuencia aumentada en la generación de ondas de choque; y sus efectos resultantes [24].
Ya existe un informe de dos nuevas poblaciones de partículas cósmicas que no se esperaban encontrar en los Cinturones de Radiación Van Allen [25]; particularmente una inyección del haz electrónico denso superior a 50 MeV en la magnetosfera interna durante tiempos de abruptas tormentas magnéticas [CME], y la emergencia de un nuevo cinturón consistente en elementos iónicos que tradicionalmente se encuentran en la composición de las estrellas. Esta recientemente cambiada cualidad del espacio interplanetario, no sólo realiza la función de un mecanismo de transmisión de interacción planetario, sino que, (y esto es lo más importante) ejerce acciones de estimulación y programación sobre la actividad Solar tanto en su fase máxima como mínima. La efectividad sísmica del viento solar también está observándose [26,27].

1.3 la Aparición de Nuevos Estados y Regímenes de Actividad del Sol.
Hasta donde concierne al estado físico–estelar del Sol, nosotros debemos notar primero el hecho que modificaciones significativas han ocurrido en el modelo ambiental existente del objeto central de nuestro sistema solar. Esta conclusión viene de las observaciones y reportes de formas raras, poderes enérgicos, y actividades en las funciones del Sol [20,21], así como las modificaciones en sus propiedades fundamentales básicas [28]. Desde el fin del Maunder mínimo, un crecimiento progresivo de la actividad general del Sol se ha observado. Este crecimiento se reveló primero definitivamente en el 22° ciclo; que propuso un problema real para los heliofísicos que estaba intentando revisar sus pautas explicativas principales:

1.3.1 acerca de la velocidad de alcanzar maximums de super -llamarada.

1.3.2 acerca del poder de emisión de las llamaradas separadas.

1.3.3 acerca de la energía de los rayos cósmicos solares, etc.

Es más, la nave espacial Ulysses, en su travesía por las altas latitudes heliosféricas grabó la ausencia del dipolo magnético, lo cual drásticamente cambió al modelo general de heliomagnetismo, posteriórmente complicó las presentaciones analíticasmagnetologistas. El rol más importante de los agujeros de la corona heliosférica se ha aclarado ahora; para regular la saturación magnética del espacio interplanetario. [28,30]. Adicionalmente, ellos generan todo tipo de grandes tormentas geomagnéticas, y las eyecciones con un campo magnético en dirección sur, son geo-eficaces [22]. También existen pruebas que favorecen el efecto de los vientos solares sobre la zona de circulación Terrestre, y la dinámica litosférica. [31].
El 23° ciclo fue comenzado por una serie corta de manchas solares en Agosto de 1995 [32] Lo cual nos permitió predecir el maximum de actividad solar en 1999. Lo que también es notable, es que una serie de señales luminosas clase C, han pasado ya en Julio de 1996. La especificidad y energía de este ciclo se discutió al final de los 1980’s. [23]. La frecuencia aumentada de flujo de señales luminosas de Rayos X que ocurrieron en el mismo principio de este ciclo proporcionaron evidencia de los eventos de gran escala por venir; especialmente respecto a un aumento en la frecuencia de super-llamaradas. La situación se ha vuelto extremadamente seria debido al crecimiento en las características de transmisión del ambiente interplanetario [2 3, 24] y el crecimiento de la función Heliosférica del Sistema de Júpiter; con la posibilidad de que Júpiter sea envuelto por una plasmosfera que se extiende encima de la órbita de Io [13].

En conjunto, todos los reportes y observaciones facilitadas, dan evidencia de un crecimiento en la velocidad, calidad, cantidad, y poder enérgico de los procesos Heliosféricos de nuestro sistema solar.

Nota de actualización 1/8/98: El inesperado alto nivel de actividad Solar en la última mitad de 1997, continúa en el presente tiempo, proporcionando una fuerte prueba a la declaración anterior. Había tres niveles de Rayos”X” que llegan a 9 eventos de Flujo de Rayos en 1997 donde uno fue previsto; un aumento del 300% . El más dramático de éstos, un X-9.1 eyección de masa coronaria el 6 de noviembre, 1997, produjo un evento del protón aquí en la Tierra de aproximadamente 72 horas de duración. El carácter, escala, y la magnitud de actividad del Sol actual ha aumentado al punto que una estación satelital Solar de información oficial del gobierno, recientemente empezó su informe diario diciendo, “Más o menos todo voló en pedazos en el Sol hoy día, Ene. 3,1998.”

ESTADO PLANETOFISICO DE LA TIERRA Y LA VIDA

Las alteraciones Planeto-físicas actuales de la Tierra están llegando a ser irreversibles, existe evidencia de que estas transformaciones son causadas por materia altamente cargada y una no-uniformidad enérgica en el anisotrópico espacio interestelar, el que ha irrumpido en el área interplanetaria de nuestro sistema solar. Esta “donación” de energía está produciendo procesos híbridos y estados de energía excitada en todos los planetas, así como en el Sol. Sus efectos aquí en la

Tierra serán encontrados en la aceleración del cambio del polo magnético, en la distribución vertical y horizontal, del volumen de ozono, y en el aumento en frecuencia y magnitud de significativos eventos climáticos catastróficos. Está creciendo la probabilidad de que nos estamos moviendo a un rápido periodo de inestabilidad térmica similar al que tuvo lugar hace 10,000 años. Las respuestas adaptativas de la biosfera, y la humanidad, a estas nuevas condiciones puede llevar a una revisión global total del rango de las especies y la vida en la Tierra. Es sólo a través de una profunda comprensión de los cambios fundamentales que tienen lugar en el ambiente natural que nos rodea, que políticos como ciudadanos, serán capaces de lograr un equilibrio con el renovador flujo de los procesos y estados Planeto-físicos.

INTRODUCCIÓN
Actualmente, en proceso, las alteraciones geológicas, geofísicas, y climáticas de la Tierra están volviéndose más, y más, irreversibles. En la actualidad investigadores están revelando algunas de las causas que están llevando a una reorganización general de la electro-magnetosfera (el esqueleto electromagnético) de nuestro planeta, y de su maquinaria climática. Un número mayor de especialistas en climatología, geofísica, planetofisica, y heliofísica están tendiendo hacia una versión de sucesión causativa cósmica para lo que está pasando. De hecho, los eventos de la última década dieron fuerte evidencia de transformaciones heliosféricas y planetofísicas inusualmente significativas [1,2]. Dada la calidad, cantidad, y escala de estas transformaciones nosotros podemos decir que: Los procesos climáticos biosféricos aquí en la Tierra (a través de un sistema de retroalimentación estrechamente conectado) son directamente impactados por, y unidos a, los procesos de transformación global general, que tienen lugar en nuestro Sistema Solar. Debemos empezar a organizar nuestra atención y pensar en entender que los cambios climáticos en la Tierra son sólo una parte, o eslabón, en la cadena entera de eventos que tienen lugar en nuestra Heliosfera.

Estos profundos procesos físicos, estas nuevas cualidades de nuestro ambiente físico y geológico, impondrán desafíos adaptativos especiales y requisitos para todas las formas de vida sobre la Tierra. Considerado los problemas de adaptación que nuestra biosfera tendrá con estas nuevas
condiciones físicas en la Tierra, nosotros necesitamos distinguir la tendencia general y la naturaleza de los cambios. Como mostraremos; estas tendencias pueden orientarse en la dirección de un crecimiento en la capacidad de la energía planetaria (capacitación), que está llevando a un estado altamente excitado o estado “cargado” de algunos sistemas de la Tierra. La mayoría de las intensas transformaciones están tomando lugar en el ambiente del gas-plasma planetarios para el que las posibilidades productivas de nuestra biosfera se acabaron. Actualmente este nuevo escenario de exceso de energía formada que corre- fuera y observada:
En la Ionósfera por generación de plasma.
En la Magnetósfera por tormentas magnéticas.
En la Atmósfera por ciclones.
Estos fenómenos de alta- energía atmosféricos, que eran raros en el pasado, están volviéndose ahora más frecuentes, intensos, y variables en su naturaleza. La composición material de la envoltura del gas-plasma también está transformándose.

Es bastante natural para la biota entera de la Tierra estar sujeta a estas cambiantes condiciones del campo electromagnético, y a las alteraciones profundas y significativas de la maquinaria climática de la Tierra. Estos procesos fundamentales de cambio crean una demanda dentro de todos los organismos de vida terrestre por nuevas formas de adaptación. El desarrollo natural de estas nuevas formas puede llevar a una revisión global total del rango de especies y vida, sobre la Tierra. Nuevas cualidades más profundas de la vida en sí, pueden venir, brindando al nuevo estado físico de la Tierra, un equilibrio con las nuevas posibilidades organísmicas de desarrollo, reproducción, y perfección.
En este sentido es evidente que nos enfrentamos con un problema de adaptación de la humanidad a este nuevo estado de la Tierra; las nuevas condiciones en la Tierra cuyas cualidades biosféricas están variando, y siendo no-uniformemente distribuídas. Por consiguiente el periodo actual de la transformación es transitorio, y la transición de los representantes de la vida en el futuro puede tener lugar solo después de una evaluación profunda de lo que significará complementarse con estas nuevas condiciones biosféricas de y de la Tierra. Cada representante viviente en la Tierra obtendrá un completo “examen,” o “inspección de control de calidad”, para determinar su habilidad de cumplir con estas nuevas condiciones

Estos desafíos evolutivos requieren siempre esfuerzo, o paciencia, sea en los organismos individuales, especies, o comunidades. Por consiguiente, no es sólo el clima que está llegando a ser nuevo, sino nosotros como seres humanos estamos experimentando un cambio global en los procesos vitales de los organismos vivientes, o de la vida en sí misma; qué es todavía otro eslabón en el proceso total. Nosotros no podemos tratar tales cosas separadamente, o individualmente.

Malditos seáis

Una conversación de hace siete años:
-En una primera fase, provocaremos una crisis económica ficticia, que tendrá ocupada y preocupada a la población para que no vea el entramado de las dos siguientes fases. Habrá algunas protestas y revueltas callejeras, que servirán para soltar las últimas iras que aún alberguen los corazones. Conseguiremos tal grado de confusión y temor, que la gente apenas reaccionará cuando comience la segunda fase.
-¿Qué segunda fase?
-La guerra.
-¿Qué guerra?
-Cualquiera vale. Pero Irán podría ser el enemigo, el que todo lo justifique. Y cuando digo “todo” no me quedo corto. La incertidumbre y el miedo hará que los sucios rebaños no se atrevan ni a respirar.
-¿Y después qué?
-En la tercera fase, habrá un evento celeste.
-¿Qué evento?
-El que ha de venir o el que, sencillamente, nos permita nuestra tecnología. O ambas cosas a la vez. Da igual. La imaginación hará su trabajo y el hombre volverá de golpe al pertinente estadio infantil del que nunca debió salir, y se doblegará ante el líder o mesías que decidamos.
-¿Y si me decidiera a informar de vuestros planes a cuantos quieran escucharme?
-Hazlo. Pondrás tu granito de arena en el nuevo orden. Hemos ido cociendo lentamente a las masas. El cine, la televisión o las novelas de ciencia ficción han sido nuestro fuego. Cuando reveles estas cosas, te dirán que has visto muchas películas, que se te han reblandecido los sesos lo mismo que a Alonso Quijano al leer tantas novelas de caballerías. Serás un… ¿Cómo se dice ahora? ¡Ah, sí! ¡Un conspiranoico! Eso es, un conspiranoico…
-¿Por qué me cuentas todo esto?
-Necesitamos locos que digan la verdad.
-¿Para qué?
-Precisamente para que la verdad sea tomada por asunto de locos.
-Sinceramente, no me creo nada de lo que me has dicho.
-Perfecto. ¿No lo ves? En cualquier caso, habremos logrado nuestro objetivo.
-Malditos seáis.
-Siempre lo fuimos.

Entonces… qué sentido tiene todo esto?

Todo lo que tenemos es nuestra vida y nuestras esperanzas, todos buscamos vivir una vida plena, más allá de los horarios que nos condenan y anhelamos sentarnos a cenar en paz lejos de los ruidos de la gran ciudad, pero vivimos sumergidos en las aguas del mar de las batallas y cada día es un reto calculando como jugaremos nuestras cartas.

Tenemos que aprender de las lecciones que nos ha dado el tiempo y tener presente que nos podemos ir y morir en cualquier momento, es el renacer del drama cada mañana, en cualquier lugar, en cualquier momento.

Entonces… qué sentido tiene todo esto?

Buscamos unos oídos que nos escuchen, unos ojos que nos miren desde el entendimiento, unas manos que nos acompañen en los duros momentos, unas mentes con las que comulguemos desde el discernimiento, buscamos compañeros que militen desde la desobediencia, esos a los que las ostias del pasado les hizo perder la inocencia, guerreros pacíficos, almas grupo, militantes de la no-violencia.

Tenemos hambre de victoria pero tenemos que aceptar las derrotas porque de ellas brotan lo aprendido y dan sentido a lo vivido.

El tiempo nos pone en nuestro lugar y si a veces tenemos que pisar fango, lo haremos luchando y si nos hundimos, que le cuenten al mundo que nos fuimos peleando.

Es que no hay sentido sin la lucha por salir de esta sociedad que nos enjaula, que nos habla de paz enseñándonos un arma, nos prometen libertad pero ellos deciden cuando usarla…

Debemos ser hombres normales haciendo cosas extraordinarias, mirándonos al espejo y conociendo nuestras armas, sabiendo que detrás toda acción hay un propósito escondido y que dar la espalda a este guerra no tranquilizará nuestras almas ni hace honor a lo aprendido.

Tienes que reconocerte, aceptar que eres un caso perdido en esta sociedad de zombis dormidos, en esta sociedad donde se ha posado un manto de sufrimiento y tristeza, donde al amor le sucede el odio y donde al perdón le sucede la venganza, esta sociedad falsa e hipócrita que han construido unos pocos y donde solo somos los peones rebeldes de un gran ajedrez.

Quizás esté hablado  solo, o arañando sombras para verte… si te alzo una mano, espero que no me la cercenes, si sed tengo, que en sal no se conviertan tus arenas.

Tan solo estoy pensando en voz alta y así paso los días, ni Dios ni Satán tienen noticas mías, abrí puertas prohibidas y viaje por la mente, conocí almas perdidas y así conocí a “mi gente”, cabalgando a horcajadas del tiempo, mirando a los ojos a la vida, mirando a los ojos  a la muerte, y que te importa mi pasado si miro siempre de frente.

La Tierra, “Campo concentración de Almas Humanas”

La Tierra, “campo concentración de almas humanas atrapadas (como el genio de la lámpara) en camisas de fuerza (el cuerpo)”, recluidas en un espacio rodeado de vallas electrificadas (control de la rejilla magnética terrestre y otras tecnologías extraterrestres)  se enfrenta a una tormenta cósmica (la Onda) donde la energía de ésta va a desactivar los artificios y ofrecer al humano la oportunidad de abandonar su angustiosa camisa, dejándolo cubierto solo por su envoltura natural, la que evoluciona, que envuelve a la inmortal alma humana y haciendo que este cuerpo evolucione a una dimensión superior a la realidad 3D donde ha estado recluido: La Quinta Densidad.

Mientras, el conjunto de seres “propietarios de la granja humana”, seres de cuarta densidad que quieren permanecer en su densidad sin ser afectados por la energía, se protegen en túneles de la Tierra o en naves gigantes construidas a propósito como jaulas de Faraday, con las que se mueven de planetas en planetas. Éstos intentan salvar parte de los “animales” de la granja, llevándoselos, a unos a los subterráneos, a otros a las naves.

Para los llevados a los subterráneos, a una selección de la élite humana terrestre (que incluye a políticos, banqueros, militares, y a todos aquellos que egoístamente abandonaron al resto de humanos a su suerte), se les engaña haciéndoles creer que viene un cometa destructor, Nibiru, Shiva, Planeta X, Enana Marrón, etc. que va a causar supertormentas solares, terremotos, huracanes y se les “vende pasajes de oro” para estas instalaciones, que poseen alta tecnología, un montón de comida guardada y que pueden soportar los cambios terrestres (Carta del Político Noruego añadido en este post sobre Nibiru) y, además, estarán acompañados por extraterrestres “benevolentes” que les ayudarán a arreglar el desorden después de la catástrofe y crear un Nuevo Orden, eso sí,  con una población hibridada, chipeada y sostenida en solo quinientos millones de habitantes (Georgia Guidestones).

Llamemos a esto el “Infierno”…
Para los “creyentes”, ya sean de cualquier religión clásica o de religiones nuevas, como la Nueva Era o incluso la “Exopolítica” (que pudiera convertirse en eso), se les hace comprender que va a haber, después de la muerte, quizás en vida, una “ascensión” (captación indirecta) o incluso que van a venir naves para salvarlos de los cambios terrestres (captación directa) y serán llevados un nuevo espacio, que es un lugar enorme y hermoso, que maneja tecnología superior y que es un lugar de placer (distinto a la Tierra, que es un lugar de dolor) donde convivirán temporalmente con seres de luz o seres humanos haciendo esa labor, que “tranquilamente y con mucho amor” se sentarán a revisar sus “karmas” (que seguramente serán un desastre, porque es lo que tiene vivir en una prisión comandada por tiranos) y donde, a su debido tiempo (después de haber hecho su labor de sugestión de tal manera que sea el humano quien “comprenda” y tome su decisión basada en su “libre albedrío”), les propondrían la mejor manera de “arreglarlo” en nuevo destino  : probablemente una nueva granja humana, quizás en este mismo planeta, quizás en Marte o Venus o incluso fuera de este Sistema Solar.

Esta gente, tanto los “ascendidos” como los voluntariamente abducidos, realmente irían a parar a unas inmensas naves, parecidas a la descrita por Arthur Clarke en “Cita con Rama” y en las que el propio Alex Collier, aun mayores, dice haber estado con los andromedanos; espacios  “tan grandes y hermosos” que la vista no permite o permitiría si quiera darse cuenta de que realmente se está dentro de una nave y donde, además,  la cegadora luz  de estos “seres superiores”, “tan grandes y hermosos”, no permitiría vislumbrar sus oscuras intenciones.
Llamemos a esto el “Cielo” e imaginemos que eso siempre ha estado ahí, durante milenios, pero donde, ahora, en estos momentos de cambio, se han incorporado más naves de los mismos controladores  o incluso de nuevos extraterrestres de diversa índole que se han sentidos atraídos a este momento dramático, como pescadores que se reúnen en la época en que los salmones regresan, río arriba, a la Fuente…

Mientras tanto, a los indecisos que no han entrado en la “pre-selección” y que quedan en vida en la Tierra, aun en estado físico 3D y justo antes de que la Onda haga su presencia como un reloj (¿11-11 ó 12-12?) se nos mete en un mundo apocalíptico que arruine nuestras almas y precipite nuestras muertes, aprovechando la época convulsa que sufre la Tierra por las pre-olas de la nueva energía (tormentas solares) y que nuestro  planeta absorbe por una de estas dos posibilidades: porque la Tierra esté a punto de parir a su nueva Tierra de quinta densidad (destino natural en el Universo Expando) y ésta nueva se lleve consigo a sus naturales moradores o porque la vieja Tierra entre en un proceso de autolimpieza y  seamos los herederos reales y encargados de reparar esta bello planeta (como opinan Miriam Delicado y otros).

Sea como sea, los efectos naturales de esta época convulsa en la superficie terrestre son potenciados por los controladores extraterrestres con sus poderosas e imperceptibles -para cegatos como nosotros- tecnologías ocultas, con las que son capaces de desarrollar maremotos, terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas, que solapan bajo las propias tormentas solares y bajo la llegada de (quizás supuestos) terribles cometas oscuros, cuyos -también supuestos- primeros efectos destructivos son por culpa de las alineaciones planetarias de este planeta con estos inciertos objetos y que, “casualmente”, llegan en el delicado momento económico que atraviesa la sociedad humana, previamente planificado y el delicado equilibrio alimenticio en el que hemos entrado, también, por supuesto, previamente planificado.

De esa manera se intenta evitar nuestra evolución natural, que necesita de un estado mental preciso o vibracional receptivo con la nueva energía. Creando el caos en el planeta e influyendo miedo por doquier consiguen mantener a la población asustada-encogida-bloqueada, lo cual es lo antagónico que la energía necesita para hacer su trabajo de modificación del patrón genético (ADN) y cuya angustia produce la ceguera que no permite ver y sentir  la otra posibilidad latente que la Onda está generando: la oportunidad de salir de esta situación espacio-temporal artificialmente creada por los no humanos.